Turo de morou

Le leo la cartilla a la colegui avisandole que no debe adelantarse a nosotros, y que no hay que fiarse de lo que esconde un manto de hojas en un camino desconocido. Creo que lo ha entendido porque me ha prestado mucha atención. Ya veremos. Continuamos hacia el Pla de Mulladius entre hayas y castaños. Algunos envoltorios de castaña. Pinchan como erizos. Las castañas son ricas en hidratos de carbono, que significa energía para el organismo. Una fita indica la dirección de Turó de Morou - Coll de la Mosquera.

Hay enormes ejemplares de acebo, como el que se ve en la foto. Ya sabemos que es una especie protegida, así que ni tocarla, sólo admirarla. El camino asciende y se vuelve pedregoso. Gira en herradura hacia la derecha Sur y las piedras desaparecen repentinamente. Al fondo se atisba un lecho de hojas impresionantes. Es increible el colchón de hojas, dan ganas de tirarse encima, pero hay quien piensa diferente.

Yo me escondo y aquí me quedo! Una señal, vamos por buen camino. Giramos a la izquierda E. Un hermoso prado perdedor aparece al abrigo de emergentes rocas. Pero antes de continuar colaboramos en el mantenimiento de los hitos. Nos encontramos en el Pla Gran de la Cornera. Mereció la pena dar un paseo por este lugar. El entorno, silencioso y solitario, invita a unos instantes de relajación y meditación.

Turó Morou y Pantà de Santa Fe. | Montañas de La Luna

Pero mi rodilla dijo crack! El Esquei es una roca de pocos metros de trepada desde donde se divisa unas atractivas vistas. Regresaremos en otra ocasión. Giramos hacia la derecha O y bajamos por un atajo de fuerte pendiente para enlazar con la pista principal. Final del atajo.

Entrenamiento Trail running 39K por el Montseny (Turó de L'Home +Turó de Morou)

De vuelta al itinerario señalizado. Aquí se observa el sistema radicular de las hayas. Forma una malla superficial para captar la humedad y el agua de la lluvia, también mantienen el equilibrio cuando los troncos se hacen inmensos. La erosión deja las raices al descubierto. Líquenes en los peñascos. Nos acercamos al Empedrado de Morou. Enormes rocas se acumulan por el camino. El sendero sigue descendiendo. Y llegamos al Empedrado de Murou.


  1. contacto con mujeres en huelva?
  2. donde conocer chicas en linea;
  3. Alquiler de locales en Turó de Morou.
  4. tengo ganas de conocer gente nueva en ingles.

Las vistas son extraordinarias, aunque hoy nos tocó algo de niebla y nubarrones que impidieron disfrutar a tope del bello paisaje. Desde aquí se divisa desde Les Agudes hasta la depresión del Vallès. Panoramica del empedrado. Las rocas graníticas albergan líquenes y musgos.


  1. Mendikat :: Esquei de Morou ( m).
  2. chica de estepona busca!
  3. maduras en cuenca;

La población de Gualba hacia el SE. Tras un buen rato de degustación del entorno enfilamos el camino hacia el pantano porque se pone a llover.

Últimos Comentarios

A medida que descendemos la vegetación va cambiando. La cima es el Turó de Morou, que queda a la izquierda, poco antes de llegar a l'empredat. Con los niños a cuesstas. Siguiendo con las excursiones efectuadas el año pasado, he decidido subir en esta ocasión una realizada durante el mes de junio en el Montseny. Eso sí, una gran parte del recorrido es en subida y el terreno es bastante pedregoso.

Direcciones a Carrer Del Turó De Morou (Gualba) en transporte público

Pasamos por un puente de madera que cruza la riera y llegamos a una bifurcación donde tomamos el sendero de la derecha en subida y pasamos por al lado de la Escola de Natura Can Lleonart. Una vez pasada Can Lleonart, tomamos el camino de subida de la derecha atravesando una zona boscosa de hayas y castaños.

Por el camino adaptado.

Vamos atravesando el bosque, en una primera parte rodeados de castaños, para ir atravesando una zona donde predominan las hayas y los helechos. La pendiente es suave, aunque se va endureciendo poco a poco. A lo largo del camino nos encontramos una serie de piedras talladas con inscripciones de las que no he encontrado ninguna referencia.

También observamos, antes de llegar a la zona conocida como Pla de Mulladius, una especie de refugios hechos con ramas.

gypariloceje.tk

Turó de Morou

Desconozco su utilidad, puede que sean escondites utilizados para la caza del jabalí. Antes nos encontraremos con un desvío marcado con fitas de piedras para subir al Turó de Morou. Aunque no hay sendero, el camino es claro gracias a los montoncitos de piedras que encontramos a lo largo de la subida. Volvemos a bajar y llegamos finalmente al empedrado, donde las vistas son impresionantes.

En la bifurcación cogemos el sendero de la derecha Continuamos bajando Hoy esta totalmente restaurada, pero cuando pasamos nosotros estaba cerrada. Continuamos por el camino, ya de ligera subida, pasando por unos saltos de agua de la riera hasta volver a salir al lado de Can Lleonart. De aquí volvemos a Can Casades, dando por finalizada la ruta. Can Casades dispone de una zona de picnic donde almorzar si nos hemos traido la comida de casa. Bordeamos el pantano Publicado por Francisco en El embalse tiene muy poca agua. Ha pasado el verano con poca lluvia, pero de momento el otoño y lo que queda de verano no augura demasiada lluvia.

Aquí nos hacemos la pregunta: No recordaba entonces haber ido anteriormente por este lado del embalse, pensando en la actividad de hace años. Pero es cierto que con unos amigos, en otro paseo dominguero, pasamos por este lado del embalse, sin cruzar por la presa. Y al final así hicimos. Sin cruzar la presa seguimos por el camino, senda, que sigue por la orilla derecha del Pantà de Santa Fe.

Pero el agobio de la gente no deja indiferente. Casi al final aparece una pasarela de madera que cruza el riachuelo, el arroyo, ya en dirección a las gigantescas secuoyas de Santa Fe. Y así, girando en esta nueva pasarela de madera hacia la izquierda, volvemos al conjunto de Santa Fe, donde acabamos la excursión, la marcha. Es un hayedo fenomenal. Siempre es precioso recorrerse un bosque como este tan bien conservado y de ejemplares tan longevos.